Dos años en América Latina

mapa torres garcia e1353933012246 Dos años en América Latina

Tras dos años por tierras americanas, dentro de pocas semanas estaré de vuelta en España.

Han sido dos años complejos, en los que con tres unidades de negocio de mi empresa a pleno rendimiento y una cuarta en camino, creo que he cumplido todos los objetivos profesionales que me trajeron por aquí. Dos años en los que he aprendido muchísimo de este maravilloso continente, de sus países, de sus gentes, de sus formas de trabajar, de sus modos de hacer  empresa y de sus gobiernos y políticos.

Salí para Argentina cuando muchos pensaban que una start-up tecnológica española no podía internacionalizarse con éxito, y vuelvo cuando muchos piensan que España no tiene futuro. Demostré que lo primero no era cierto, y ahora toca demostrar entre todos que lo segundo tampoco lo es.

Vuelvo a España más completo de lo que salí de allí y con ganas de compartir todo lo aprendido, que ha sido mucho, gracias a las enseñanzas de amigos Argentinos, Chilenos y Mexicanos que me han ayudado a comprender que el mundo es un lugar mucho más rico y complejo de lo que pensamos en la vieja europa.

A partir de estas navidades estaré ya, como siempre, entre Extremadura y Madrid. Y con unos cuantos proyectos en la cabeza que comenzaré a contarles en breve.

Ahora, con su permiso, voy a disfrutar de estas semanas que me quedan en Buenos Aires.

Twitter, los políticos, y el mito de la conversación

 

Captura de pantalla 2012 11 23 a las 11.37.40 Twitter, los políticos, y el mito de la conversación

Como saben, un lugar común en la red, es la especie de que los políticos en Twitter tienen que conversar con los ciudadanos, y que esto mejora la percepción de los mismos mostrándoles más humanos, reales y accesibles.

Vaya por delante que soy de los que creen que basicamente es así, que efectivamente deben conversar dentro de una estrategia, cuidando siempre de cómo, con quién y cuándo.

La cosa es que a raíz de mi trabajo con un cliente, político de primera fila de un país latinoamericano,  me puse a estudiar a fondo los diferentes modelos de conversación de los políticos con mejores números en Twitter, tanto en su país como  a lo largo y ancho del planeta, descubriendo para sorpresa mia, que – pásmense- ninguno de ellos conversa realmente en Twitter, y que – de nuevo, gran pasmo- la mayoría de esas cuentas están llevadas por gabinetes profesionales.

Como muestra, tres ejemplos, que no son otros que el presidente norteamericano Barack Obama, el venezolano Hugo Chavez y el primer ministro Británico David Cameron. Todos ellos con varios millones de seguidores, estrategias de comunicación diametralmente opuestas y en paises muy distintos, échenle un vistazo y comprobarán que de conversación, nada de nada.

Tras este sorprendente descubrimiento, uno de mis consejos a este cliente fue evitar entrar en conversaciones en Twitter con usuarios desconocidos, marcando una estrategia de conversación elitista ( con usuarios de reconocido prestigio) y dentro de un rango de temas que le son propios.

El resultado de dicha estrategia lo hemos podido comprobar 4 semanas más tarde, en las que el político en cuestión casi ha doblado su número de seguidores, mejorando de igual forma la percepción del mismo y sus valores en la comunidad de influencia.

Por tanto, cuando le hablen de eso de la “conversación”, que por cierto sigo defendiendo acuérdense de esta historia.

Por qué no iré a la presentación de la web del Senado

senado e1352584160496 Por qué no iré a la presentación de la web del Senado

El próximo lunes se presenta en en Senado la nueva y necesaria web de la cámara alta.

Vaya por delante que  creo en un modelo parlamentario en el que tenga cabida una cámara de representación de las regiones que acompañe y complemente al Congreso de los diputados.

Hoy estamos muy lejos de ese modelo y esto no ayuda a que los ciudadanos comprendan importante papel que la cámara alta desempeña, y sobre todo del que podría representar en un modelo federal normalizado.

Pues bien, en ese contexto, el Senado ha decidido renovar su web, algo que dicho sea de paso debería haberse realizado hace unos cuantos años, ya que su presencia en internet distaba bastante de ser digna, o para ser más claros, era una auténtica catástrofe.

Sin entrar en los bondades de la nueva web – que las tiene- o en sus errores – que también, y muy notables- , ya que de ambos hablaremos más adelante, con la que está cayendo,  me parece un escándalo  que una institución del estado se haya gastado casi medio millón de euros en este proyecto. Pura pornografía.

A ello contribuye sin duda que es una web integramente construida en base a software propietario, caro y con renovaciones imperativas de pago, ignorando todas las recomendaciones  y las mejores prácticas internacionales en este ámbito.

Recordemos que incluso la web de la Casa Blanca está construida en open source, concretamente en Drupal, un CMS  gratuito, con un desarrollo basado una enorme comunidad  que garantizan una calidad altísima y un mantenimiento casi sin costes. ¿De verdad quieren convencerme de que es más compleja técnicamente o va a soportar más tráfico la web del Senado de España que la de la Casa Blanca?

Otro dato importante y al que es necesario darle toda la visibilidad es que a pesar de que uno de los objetivos confesados de la web era la apuesta por la transparencia, todos los documentos importantes, como son por ejemplo las declaraciones de bienes de los senadores, aparecen en PDF, un formato que hace imposible  la recuperación y reutilización de los datos. Es decir, que de transparencia, la justita.

No se quienes son los responsables de este desaguisado, ni tampoco quiero entrar aún en el debate de si técnicamente vale lo que cuesta, lo que se es quien va a ser el primer damnificado, que no es otro que la propia institución del Senado, que bajará un nuevo escalón en las percepciones de la ciudadanía, y dejando sin defensa posible a quienes defienden su papel.

Consecuentemente y con gran pesar, debo rechazar la amable invitación que se me ha hecho desde la cámara a participar en su puesta de largo, desde mi punto de vista, estar allí significa aprobación , complicidad o al menos anuencia, y no es eso lo que la web del Senado me produce.

 

 

Big data y el fin de las campañas electorales ( tal y como las conocimos)

Captura de pantalla 2012 11 10 a las 13.14.16 e1352549740677 Big data y el fin de las campañas electorales ( tal y como las conocimos)

Nada volverá a ser igual en las campañas electorales, tras la utilización por parte del equipo de Barack Obama del llamado Big Data ya se puede afirmar sin excesivo riesgo que su conceptualización, estrategia y ejecución van a cambiar de forma tan radical en los próximos meses que el papel de gurús y spin doctors va a ser seriamente disminuido para dar paso a un nuevo perfil, los “data crunchers”.

Si pensabamos que la utilización de redes sociales por parte de Obama en las anteriores elecciones había sido una genialidad – y sin duda lo fue- ahora el equipo del presidente norteamericano ha dado un salto de varios miles de kilómetros comenzando a aprovechar realmente las posibilidades de gestión de enormes masas de información segmentada en decenas de criterios sobre sus votantes, que al fin y a la postre le han otorgado una gigantesca ventaja competitiva sobre su rival. Mientras Obama sabía a que votantes dirigirse, que temas decidían su voto, y cual era el mejor canal, su rival seguía dando palos de ciego con carísimos anuncios generalistas en la televisión.

La clave, por mucho que moleste a los asiduos a lugares comunes, no ha sido ni “estar en las redes sociales”, ni “conversar”, Obama ni siquiera ha gestionado, excepto en contadas ocasiones, sus perfiles las redes sociales. Para que nos entendamos, las redes sociales no han sido un fin, sino un medio, un acelerador de la llegada de los mensajes, y un multiplicador de su impacto.

Captura de pantalla 2012 11 10 a las 14.12.02 e1352553194917 Big data y el fin de las campañas electorales ( tal y como las conocimos)

No estamos hablando de Magia Potagia, como sugieren algunos medios, ni de un “gran cerebro cibernético”, es mucho más sencillo y a la vez más potente, una gigantesca base de datos unificada con datos aportados voluntariamente por millones de norteamericanos que le ha permitido singularizar su aproximación a los votantes  combinada con una plataforma de acción para voluntarios (El ya famoso Dashboard) que combinado con las redes sociales hacía que incluso el mismo día de las votaciones los norteamericanos recibiesen en sus perfiles de las redes sociales y telefonos móviles via SMS los mensajes de que sus amigos estaban votando a Obama en el mismo momento que lo hacían. Y todo ello combinado con una potente capacidad  Escucha Activa de las preferencia de los ciudadanos y las tendencias sociales y políticas de cada estado.

Si quieren leer  algo bueno sobre el desarrollo de la campaña, les recomiendo que se lean este estupendo artículo publicado por la revista TIME.

 

 

 

El 22% de los norteamericanos anunciaron su voto en Facebook o Twitter

Mucho se ha debatido sobre la importancia de Internet y las redes sociales en los procesos electorales, y mientras que los profesionales más tradicionales expresaban sus opiniones apriorísticas sobre la supuesta  inutilidad de las mismas como herramientas de campaña, apoyándose en oscuros estudios de universidades de segunda fila o en más oscuros aún focus groups, la doctrina más innovadora no contaba más que con intuiciones para rebatir estos argumentos.

A partir de hoy esto ha cambiado radicalmente, el Pew Research Institute, uno de los organismos de mayor prestigio a nivel mundial, y nada sospechoso de veleidades geek acaba de publicar un estudio demoledor basado en una encuesta telefónica que demuestra la radical importancia que han tenido las redes sociales en la campaña norteamericana que terminó ayer.

Los datos no pueden ser más claros:

  • El 22% de los votantes registrados  hizo públicas tanto sus intenciones de voto como su voto una vez producido en redes sociales como Facebook o Twitter
  • El 30% han sido animados a votar por familiares y amigos por un candidato en concreto a través de los social media
  • El 20% han hecho campaña en su círculo social y familiar a través de redes como facebook o twitter

Por tramos de edad, los datos son aún más reveladores:

 Captura de pantalla 2012 11 07 a las 14.58.30 El 22% de los norteamericanos anunciaron su voto en Facebook o Twitter

El estudio completo lo tienen en este link (PDF) , y tienen muchisimos mas datos, entre ellos los canales más eficientes, las diferencias por cada candidato y la ficha técnica de la encuesta.

El estudio lo he conocido gracias a Juan Pablo Seijo.