¿Otra herramienta que cambiará el mundo?, ¿En serio?

manifesacion hong kong

Vivimos tiempos de portentos, en pocos años el despliegue tecnológico de la telefonía móvil a nivel mundial y posteriormente internet han acortado las distancias entre los seres humanos, ayudado a la investigación científica, médica, industrial y en casi todos los campos del conocimiento humano de forma exponencial.

Y solamente hay una cuestión que es capaz de sorprenderme más en este tiempo de prodigios, la olímpica capacidad de este nuevo sector tecnológico de frivolizar sobre los movimientos  de protesta y cambio social.

En un mundo en el que la movilización social fue capaz de generar movimientos  político-religiosos que cambiaron el mapa de europa como el protestantismo,  protestas populares masivas que acabaron con todo el viejo régimen en la revolución francesa o revoluciones como la soviética capaces de movilizar a millones de obreros y campesinos iletrados hasta derribar al zar de todas las rusias, pretender que el elemento central de una protesta sea una app o una herramienta tecnológica es, cuando menos, arriesgado. Y voy a ponerles algunos ejemplos:

¿Recuerdan que hace años algunos gurús nos contaban que los blogs fueron “determinantes” para las revoluciones de colores del este europeo ?

¿Recuerdan algunos sesudos analistas debatiendo sobre lo “fundamental” del papel de los SMS en España para darle la puntilla al gobierno de Aznar y la llegada de Zapatero?

¿Recuerdan las miles de páginas de periódicos, blogs y medios online que llenaron el supuesto papel central de Twitter en las primaveras árabe y las protestas iraníes?

Hoy parece demostrado que el papel de todas esas herramientas tecnológicas, si bien importante,  fue tremendamente desigual y absolutamente instrumental. Un picatoste flotando sobre un plato de sopa hirviendo de indignación contra gobiernos corruptos, despóticos, o ambas cosas.

Pues bien, estos días de movilizaciones democráticas en Hong Kong, la prensa, primero la tecnológica y después la generalista se ha llenado de referencias a Firechat, una app pensada para conciertos o eventos deportivos masivos, que permite algo tan sencillo como compartir conexión via bluetooth, que parece que ha sido relativamente útil para poder enviar mensajes en las movilizaciones en esta ciudad china una vez que el gobierno hizo caer la conexión a internet.

Y otra vez miles de noticias, referencias, y videos sobre una herramienta – bendita campaña de marketing gratuita- que en el mejor de los casos ha sido uno de las decenas de canales por los que la indignación y la protesta se han manifestado, frivolizando o simplemente ignorando las razones de esa protesta.

Enlaces:

– Página de descarga de Firechat para iPhone

– En Applesfera muestran como funciona

 

 

 

Comentarios en Facebook:

Comentarios en WordPress:

Deja tu comentario

Tu email no será hecho público en ningún caso. Los campos obligatorios están marcados con *.

*
*