Hay que politizar el Gobierno Abierto

Supongo que está usted leyendo este post, en buena medida gracias al susto que se ha llevado al ver el título del mismo ¿No es cierto?

En los tiempos que vivimos, de descrédito de la política y de cabreo ciudadano con todo lo que suene a partidos o instituciones, ¿A quien se le ocurriría reivindicar la politización de el #oGov? Pues lean atentamente, ya verán como cuando terminen este post, están en buena medida de acuerdo conmigo.

Comencemos por algunas evidencias, más de un lustro después de haberse comenzado a formular las tesis doctrinales del Gobierno Abierto, si miramos a nuestro alrededor y a pesar de las magníficas frases con las que gobiernos de todo tipo en nuestro país las reciben, cuando miramos a nuestro alrededor lo que vemos es un enorme erial, en el que solo una CC.AA ha conseguido construir un modelo más o menos completo del mismo: Euskadi.

En el resto del país, como mucho, podemos comenzar a ver construcciones incipientes de Open Data, leyes de transparencia más o menos felices, intentos de construcciones participativas en algunos municipios dispersos…. nada serio, nada consistente, nada con posibilidades de futuro.

¿Culpables? Creo que los primeros hay que buscarlos entre nosotros, los que hemos teorizado sobre estas materias en nuestro país, que hemos tratado de mantenerlo inmaculadamente limpio y blanqueado, alejándolo de la política realmente existente, la de los partidos e instituciones que hacen leyes y desarrollan reglamentos, y hurtando de esta forma cualquier  puesta en marcha de sus principios en gobiernos reales, esos  que solucionan los problemas reales de ciudadanos reales.

Si miramos a nuestro alrededor en el mundo, hay una característica coincidente en los mejores ejemplos de Gobiernos que tratan de abrirse, un fuerte liderazgo político. Tanto Barack Obama como Patxi Lopez y David Cameron, por solo poner tres ejemplos, trabajaron con ideas de gobiernos abiertos tremendamente diferentes, pero todas ellas fantásticamente políticas, sacándolas del ámbito tecnico y académico para convertirlas en políticas activas, políticas reales, políticas con un presupuesto, unos objetivos y una visión de la sociedad.

Podemos seguir debatiendo en el vacío sobre ideas más o menos brillantes, pero si no somos capaces de bajar a la realidad estas ideas y principios, convirtiéndolas en debates entre partidos, párrafos en programas electorales, interpelaciones parlamentarias y Proposiciones no de Ley (PNL) , dentro de unos años nos llevaremos las manos a la cabeza ante la oportunidad perdida.

Cada uno desde su ideología ( ¡¡Sorpresa, las ideologías siguen existiendo!!) , su visión social, o su aproximación a la realidad, el reto es politizar el Gobierno Abierto, hacerlo visible, tangible, real; obligar a políticos y partidos a posicionarse ante sus postulados.

Ya pasó el tiempo del buenmuchachismo tecnocrático, es hora de que estas ideas abandonen la torre de marfil, es hora de politizar el Gobierno Abierto.

Comentarios en Facebook:

Comentarios en WordPress:

10 Comentarios

  1. 06/01/2013 - 2013-01-06T21:01:51+00:000000005131201301 | #

    Vuelvo a coincidir nuevamente con Cesar. Hablar de Gobierno abierto es hablar de política, sino es un entretenimiento tecnocratico que no tendra mas impacto que en los bolsillos de sus exegetas, efecto no menor si eres uno de ellos.

    Gobierno abierto es una respuesta desde la política para adaptarse a los cambios de entorno que estamos viviendo. Algunos pueden pensar que la palabra política “no vende” pero como dice Innerarity “estamos enojados con la política pero aprendimos que desde la técnica no van a venir la soluciones a los problemas que enfrentan nuestras sociedades y por eso es desde la política donde se buscan las respuestas”

    No se trata de volver a respuestas del pasado, el desafío es no solo encontrar las respuestas sino encontrar las nuevas preguntas que impone la nueva realidad. En este sentido no se trata entonces de reconstruir el estado del bienestar pensado para los problemas de principios del siglo XX, se trata de encontrar un nuevo estado que permita al colectivo social encontrar nuevos y mejores niveles de vida.

    GOBIERNO ABIERTO es un intento de respuesta no lo banalicemos ni permitamos que se vuelva una moda “gatopardista” para intentar que todo quede igual para los satisfechos de siempre.

  2. César Calderón
    06/01/2013 - 2013-01-06T21:15:13+00:000000001331201301 | #

    Le he puesto algunas frases en negrita al comentario Luis, creo que las merecían.

  3. 06/01/2013 - 2013-01-06T23:11:49+00:000000004931201301 | #

    César, ¿Cómo no vamos a politizar cualquier cosa? Por muy tecnócrata uno se crea, siempre estará haciendo política porque no olvidemos que conocer necesidades, evaluar recursos y aplicar recursos a necesidades es hacer política, lo haga uno o lo hagan entre mil. Cada vez que ponemos orden a algo estamos aplicando un criterio y, eso, es la política. El criterio que elegimos para ordenar las cosas y priorizar las necesidades.
    Por otra parte, no creo que estemos hartos de política, la política es necesaria y la hacemos a diario (dónde compramos el pan, dónde nos tomamos un café, a quién le compramos la ropa, si nos compramos un coche o usamos el TT. Público, etc, etc, etc.). Lo que nos ocurre es que estamos hartos de ESTA política que no exhibe, ni puede exhibir, el orden que aplica a las cosas porque quedaría en entredicho, sino malparada. Por eso, es más necesaria, y más que el comer, la #transparencia para que afloren esos criterios de aplicación. ¿Qué Gobierno abierto vamos a politizar si no hay ni transparencia?
    Tú ya das por hecho lo de la transparencia, cuando hablas de Gobierno Abierto, pero aún nos queda mucho trecho por recorrer en trasparencia y sin ella, no hay nada, de nada

  4. César Calderón
    06/01/2013 - 2013-01-06T23:17:45+00:000000004531201301 | #

    No puedo estar más de acuerdo Luis, de lo que estoy harto es del discursito ese de los tecnócratas honrados y benéficos que van a arreglarlo todo-todo en un santiamén cuando echen a los malvados políticos. No solo porque no sea cierto – que no lo es- sino porque para mi esa tontería de la voluntad popular expresada en las urnas sigue teniendo su importancia.

  5. 07/01/2013 - 2013-01-07T00:39:55+00:000000005531201301 | #

    Lo que ocurre es que, estos políticos desahogados (por no ser más brusco), se lo están poniendo fácil a los tecnócratas y a cualquiera. Con un poco de criterio, orientado al interés genera,l mejoraría la gestión que hacen estos, que convendrás conmigo que la han orientado al interés partidista. ¡
    Hasta yo mismo creo que sería capaz de mejorarlo! (Y eso que no tengo ni p… idea).
    Por supuesto que, la voluntad popular expresada en las urnas, tiene mucha importancia pero no deja de ser un acto cada cuatro años porque estos políticos se han encargado de crear un sistema que secuestra esos votos de cuatro en cuatro años y no están dispuestos a soltarlo (mira la Ley de transparencia que pretenden aprobar: bueno, sí pero no). Y eso, es lo que hay que reventar y reinventar.

  6. 08/01/2013 - 2013-01-08T12:11:54+00:000000005431201301 | #

    Definitivamente, me parece una formulación mediocre y previsible la de este articulo.
    ¿Porque politizar la tecnología cuando podríamos tecnologizar la política?
    Una cosa es poner en el debate el gobierno abierto y otra cosa muy distinta es degradarla a un interés partidario más.
    Yo creo que ese buenmuchachismo de cualquier tipo que tenemos muchos profesionales es precisamente lo que este cambio de modelo y paradigmas esta buscando.
    No veo mal que si un científico hace bien las cosas sea votado. Lo que veo mal es si un político oportunista usa la bandera de cualquier innovación para ser reelegido, el status quo siga igual para repetir una nueva crisis sin aprendizaje.
    La technologie au pouvoir!!

  7. César Calderón
    08/01/2013 - 2013-01-08T14:00:16+00:000000001631201301 | #

    Pues nada, preséntese usted a las elecciones, consiga que le apoyen los ciudadanos con esas indudables capacidades profesionales que posee, y a gobernar

    Y por cierto, por si no se había dado cuenta, en el artículo habla de “politizar”,
    pero no se menciona ni una sola vez el término “partido”. Y no es casual.

    Le dejo pensando en estas cosas, que seguro que le ayudan a reflexionar.

  8. Josep Calatrava Gascó
    09/01/2013 - 2013-01-09T21:07:39+00:000000003931201301 | #

    En los tiempos que vivimos, de descrédito de la política y de cabreo ciudadano con todo lo que suene a partidos o intituciones ¿”A quien se le ocurriría reivindicar la politización de joGoy? Pues lean atentamente,ya verán como cuando terminen este post, están en buena medida conmigo. Comencemos por algunas evidéncias, más de un lustro depués de haberse comenzado a formular las tesis doctrinales del Gobierno Abierto, si miramos a nuestro alrededor y a pesar de las magníficas con las que gobiernos de todo tipo en nuestro país las reciben, cuando miramos a nuestro alrededor lo qaue vemos es un enor, me erial, en el que sólo una comunidad autónoma ha conseguido construir un modedlo más o menos completo del mismo: Euskadi. En el resto delm país, como mucho, podemos comenzar a ver construcciones incipientes de Open Data, fayes de transparencia mas o menos felices, intentos de construcciones participativas en algunos municipios dispersos.

  9. 13/01/2013 - 2013-01-13T22:48:38+00:000000003831201301 | #

    Muchas gracias por su respuesta y por demostrarme a través de ella la imperiosa necesidad de presentarnos, dada la increíble miopía de la clase política. Capacidades profesionales y capacidades para pensar hacen una óptima combinación para el favor ciudadano.

  10. 13/01/2013 - 2013-01-13T22:51:13+00:000000001331201301 | #

    Por cierto, el artículo menciona cuatro veces el término “partidos”, me quedé pensando…

Deja tu comentario

Tu email no será hecho público en ningún caso. Los campos obligatorios están marcados con *.

*
*